¿Cuáles son las reglas de oro para el cuidado de sus riñones?

0
59

Los riñones requieren de una adecuada nutrición para conservarse en buen estado a lo largo de la vida.

Los riñones son órganos fundamentales pués son los encargados de depurar y desintoxicar el organismo. Por ello, es importante mantenerlos sanos.

Además, los riñones son filtros de la sangre porque facilitan su limpieza reteniendo los nutrientes que el organismo sí puede aprovechar.

Los riñones tienen el tamaño de un puño, pero la función que cumplen es mucho más grande. así que imagine lo que puede ocurrir con el cuerpo cuando estos dejan de funcionar.

La mala alimentación que llevamos y ciertos hábitos, como fumar, hacen que ya no funcionen como antes y que se presenten fallas en ese sistema de desintoxicación. Adiconal a esto si padecemos enfermedades como la Diabetes, la Hipertensión, Obesidad las cuales incrementan el riesgo de tener una Enfermedad Renal Cronica.

Preste atención que mejoraran su calidad de vida:

1. BEBA AGUA, MUCHA AGUA: El consumo diario de agua es uno de los mejores hábitos para mantener el buen funcionamiento de los riñones. Este preciado líquido participa en la producción de orina y en el proceso mediante el cual estos órganos eliminan las toxinas del cuerpo.

“La baja ingesta de líquido genera la deshidratación del organismo y esto hace que los riñones tengan que funcionar con muy poco material, por lo cual se pueden generar aumento de toxinas en la sangre y generacion de cálculos”

Se recomienda ingerir alrededor de dos litros de liquidos al dia para reducir el riesgo de padecer una enfermedad renal.

2. HAZ EJERCICIO: Los beneficios del ejercicio van más allá de regular el peso corporal. A través de éste, el organismo activa su metabolismo y facilita la eliminación de las sustancias tóxicas presentes en el torrente sanguíneo. Además, le ayudará a controlar la presión arterial y el nivel de glucosa en sangre y asi disminuira de forma significativa el riesgo de desarrollar una enfermedad renal crónica.

3. CONTROLE SUS NIVELES DE AZÚCAR: El descontrol y aumento en los niveles de azúcar en la sangre está asociado con el mayor riesgo de padecer daños renales en años posteriores.

Quienes sufren de diabetes tienen alto riesgo de desarrollar una nefropatía diabética, que comienza a ocurrir desde mucho antes de que aparezcan los primeros síntomas. A medida que avanza, va ocasionando una serie de alteraciones en la orina con la presencia de pequeñas cantidades de proteína en la misma.

4. REGULE SU PRESIÓN ARTERIAL: La presión arterial alta también tiene una relación muy estrecha con los problemas en los riñones.

Cuando está en niveles elevados, ésta hace que el corazón trabaje más y, con el paso del tiempo, puede terminar perjudicando algunos de los vasos sanguíneos del cuerpo. Al llegar a dañar los vasos de los riñones, hay gran probabilidad que estos dejen de eliminar los desechos y el exceso de líquido del cuerpo. Como consecuencia, se puede producir una insuficiencia renal.

La mayor parte de las veces la hipertensión no da síntomas, por eso se conoce como ‘el enemigo silencioso’. Lleve un control.

5. CONSUMA MENOS SAL: El consumo excesivo de sal es una de las causas principales de retención de líquidos y dificultades en los riñones. Si bien el cuerpo necesita esta sustancia en pequeñas cantidades, la mayoría de personas la ingieren de forma excesiva, y a mediano y largo plazo sufren las consecuencias.

Los riñones son capaces de eliminar hasta 5 gramos de sal al día ( 1 cucharadita cafetera rasa), por lo que al ingerir más se ve obligado a almacenarla.

Esa acumulación en varios órganos y tejidos del cuerpo es una causa potencial de insuficiencia renal, hipertensión, patologías hepáticas, entre otros.

6. NO FUME: El tabaquismo no sólo afecta la salud del sistema respiratorio, sino que tiene un impacto negativo a nivel renal. Los efectos de este hábito afectan los vasos sanguíneos del riñón y conllevan a desarrollar otros factores de riesgo como la hipertensión arterial o la diabetes.

Los fumadores tienen hasta dos veces más riesgo de sufrir insuficiencia renal, incluyendo los fumadores pasivos.

7. COMBATA LA OBESIDAD: El exceso de grasa y peso corporal es la antesala de enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial, donde órganos

como los riñones ven afectada su funcionalidad cuántos más años se sufren estas enfermedades.

Lleve una dieta completa y balanceada, el exceso en el consumo de grasas, los alcoholes, alimentos fuentes de colesterol y acido úrico perjudican sus riñones. Se debe tener cuidado y no excederse con las proteínas, pues se produce una gran cantidad de urea y esto hace que los riñones trabajen mucho más.

8. NO TE AUTOMEDIQUES: Los medicamentos pueden ser un gran remedio, pero también llegan a desencadenar enfermedades cuando son de uso frecuente.

La automedicación es la utilización de medicamentos por iniciativa propia sin ninguna intervención por parte del médico

(ni en el diagnóstico de la enfermedad, ni en la prescripción o supervisión del tratamiento).

Es un hábito común en nuestra sociedad y no está exento de riesgos: utilizamos medicamentos para el dolor de cabeza, para problemas gástricos,

para relajarnos, para la tos, para la alergia, etc. De hecho existen medicamentos que no necesitan receta médica, denominados especialidades farmacéuticas publicitarias o EFP. Aún así, que un medicamento se venda sin receta no quiere decir que sea inocuo y no pueda resultar perjudicial en determinadas situaciones ya que no deja de ser un medicamento.

Por este motivo en caso de cualquier duda se debe consultar al médico o farmacéutico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here